Todo sobre aceite del árbol del té

4.5/5 - (1699 votos)

¿Conoces el aceite esencial de árbol de té?

Las posibilidades de que hayas escuchado o leído sobre el aceite de árbol de té son elevadas, pero realmente ¿sabes cómo aprovechar al máximo sus propiedades? Para adentrarnos en este tema comenzaremos por conocer qué es el aceite esencial de árbol de té.

El aceite del árbol de té es un producto natural que se obtiene a partir del procesamiento  de las hojas y la corteza del árbol de té originario de Australia, cuyo nombre científico es el de Melaleuca alternifolia, por lo cual también es conocido como aceite de Malaleuca” o “tea tree oil”.

La versatilidad y efectividad de su uso, hace que el aceite de árbol de té puro sea comercializado ampliamente y que sirva como componente de innumerables productos para la belleza, higiene, salud y para el bienestar de las personas.

propiedades del aceite de arbol de te

Propiedades del aceite árbol de té

El aceite de árbol de té es un antiséptico por excelencia, sus propiedades como antimicótico, bactericida, antiviral y parasiticida son ampliamente utilizadas para el tratamiento de problemas de piel, destacándose como un cicatrizante y desodorante natural, incluso, siendo utilizado en la limpieza ecológica de hogares.

Además, entre los usos del árbol de té, también se ha popularizado su utilidad como estimulante del sistema inmunológico, puesto que diversas marcas se han dedicado a desarrollar aceites esenciales de este tipo aptos para el consumo humano.

¿Para qué sirve el aceite de árbol de té?

Teniendo en consideración las propiedades que te hemos mencionado anteriormente, podemos comprobar que los beneficios del aceite de árbol de té son aprovechados en múltiples escenarios. A continuación conoceremos sus diferentes usos:

  1. Aceite del árbol de té para el pelo
    Puedes aprovecharlo de varias maneras. La primera de ellas es utilizarlo para favorecer el crecimiento del cabello, ya que este aceite esencial ayuda a destapar los folículos y penetra hasta la raíz para nutrirlo óptimamente. Prepara una mascarilla casera añadiendo tan solo unas gotas a otro aceite vegetal que te sirva como base, luego aplica masajeando con la yema de los dedos por unos minutos para que la raíz lo absorba y, finalmente, retíralo.
    Otra forma, es agregando unas gotas de aceite de árbol de té a tu champú habitual para dejar tu cuero cabelludo libre de caspa.
    Además, puedes optar por comprar un champú con aceite de árbol de té y vinagre de quassia amara que, además de los beneficios que te hemos mencionado, te permitirán eliminar y prevenir la aparición de piojos.
  2. Aceite de árbol de té para la cara
    El aceite de árbol de té es un excelente remedio casero para el acné, manchas y erupciones del cutis. Si añades unas gotas en miel de abeja y lo aplicas como mascarilla verás que los puntos negros y las espinillas desaparecerán.
    También es muy útil como desmaquillante. Al combinar unas diez gotas de aceite de árbol de té con 60 ml de aceite de canola, obtendrás una mezcla que podrás esparcir sobre el rostro para quitar efectivamente el maquillaje y para el cuidado facial.
  3. Para sanar heridas
    Por sus efectos antisépticos, también es eficaz para el tratamiento de pequeños cortes, quemaduras leves y picaduras de insectos. Lo ideal es aplicar, en principio, directamente sobre la herida, pero después, cuando haya empezado a sanar, deberás mezclarlo con otro aceite base antes de esparcir.
    Para tratar herpes o irritaciones en los labios, lo recomendable es aplicar este aceite esencial con un bastoncillo sobre la herida. Además, podrás prevenir el sarpullido en la piel al diluirlo en un aceite base, aplicarlo y masajearlo inmediatamente después de la depilación o el afeitado.
  4. Aceite de árbol de té para los pies
    Ideal para contrarrestar el pie de atleta y los hongos en las uñas. Con la aplicación de una crema con aceite del árbol de té o al lavar tus pies con agua caliente y unas gotas de este maravilloso producto natural, obtendrás un efecto antifúngico y desodorante que te dejarán sorprendido.
  5. Para la congestión nasal e infecciones de garganta
    Al realizar un baño facial de vapor con unas gotas de aceite de árbol de té durante diez minutos, podrás aliviar la congestión nasal y los síntomas de la sinusitis.
    Incluso, puedes agregarlas al agua esterilizada o al enjuague dental para realizar gárgaras y tratar las infecciones de garganta. Este procedimiento también te permitirá eliminar el mal aliento, las encías inflamadas y las lesiones bucales.
  6. Aceite de árbol de té, verrugas
    La efectividad del aceite de árbol de té puro para eliminar verrugas es muy conocida. Puedes usarlo de varias formas, la más recomendable es sostener un algodón con una dosis altamente concentrada sobre la verruga durante diez minutos y repetir dos o tres veces al día.
    También, puedes pegar la bola de algodón sobre la verruga con un adhesivo y permanecer con ella durante toda la noche. Repite el procedimiento hasta que la verruga desaparezca.
  7. Aceite de árbol de té, propiedades ginecológicas
    Las infecciones ginecológicas, candidiasis y cistitis pueden ser atenuadas con baños de asiento de agua tibia con al menos diez gotas de aceite de árbol de té.
    También puedes realizar este procedimiento para aliviar el escozor producido por las hemorroides. Aunado a ello,  aplica el aceite esencial directamente en la zona, te será de gran ayuda.
  8. Estimulante Inmunitario
    No todos los aceites esenciales de este tipo son comestibles, existen solo algunos en el mercado como el aceite esencial de árbol de té MARNYS, un aceite de árbol de té orgánico desarrollado especialmente para el consumo humano y pensando en aprovechar las propiedades estimulantes para nuestro sistema inmunológico.
    Son ideales para aromatizar y condimentar, con tan solo 1 o 2 gotas, alimentos como zumos, infusiones o ensaladas.
  9. Limpieza en hogares
    Cada vez es más común usar estos aceites como antisépticos naturales en cocinas y baños, así como también para la desinfección de cubos de basura, alfombras, muebles o asientos de coche. Al mezclar 25 gotas de aceite del árbol de té y medio litro de agua en un recipiente con rociador, serás capaz de higienizar incluso las zonas de difícil acceso.
    También te servirá como un repelente de insectos muy eficaz.

para que sirve el aceite de arbol de te

Contraindicaciones del aceite de árbol de té

El uso de aceite de árbol de té requiere de ciertos cuidados. En primer lugar es importante que sepas que no todos los que se ofrecen en el mercado son aptos para el consumo, por lo tanto, si tu intención es ingerirlo debes verificar la etiqueta. De lo contrario, puede generar efectos como confusión y problemas de control muscular o ataxia.

Ocasionalmente el uso tópico del tea tree oil puede provocar picazón, irritación, ardor, erupción cutánea o sequedad; si esto sucede lo mejor es que suspendas el uso. No es recomendable aplicar este producto natural directamente sobre eccemas, ni en personas embarazadas o en período de lactancia.

Teniendo las debidas precauciones estamos seguros de que el uso de aceite de árbol de té traerá grandes beneficios para tu bienestar. Cuéntanos, ¿Lo has usado alguna vez? ¿Conoces otro beneficio que te gustaría compartir con nosotros? ¡Anímate a probarlo si no lo has hecho ya!

Deja un comentario