¿Qué es el colágeno y para qué sirve?

Seguramente has oído hablar sobre las diferentes ventajas que ofrece el colágeno. ¿Pero sabes exactamente qué es? Seguramente tienes una idea y, para ayudarte, hemos desarrollado un post donde te lo explicamos al detalle.

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína necesaria para el cuerpo humano, ya que se encuentra en la piel, en los huesos y en articulaciones como ligamentos, tendones y cartílagos. También forma parte de la córnea y de las paredes de los vasos sanguíneos. El colágeno es vital como proteína debido a que garantiza el funcionamiento del organismo y representa más del 25% del contenido total de proteínas en los mamíferos. Por tanto, es muy importante tener niveles óptimos de colágeno en el cuerpo para garantizar su funcionamiento.

¿Para qué sirve el colágeno?

El colágeno es una proteína multifuncional que se encarga de unir órganos y tejidos conectivos como músculos, tendones, piel, ligamentos, huesos, cartílagos y tejido hematológico y adiposo. Actúa en pro de mantener unido el conjunto del cuerpo.

Por consiguiente, se encarga de formar las fibras a partir de las estructuras moleculares que crea el organismo. Dicho de otra forma, logra la firmeza y elasticidad en el cuerpo, obteniendo un resultado final conocido como hidratación.

Dicha fibra es capaz de mezclarse con diferentes tipos de sustancias y minerales. Por ejemplo, para los huesos es idóneo el colágeno con cristales de calcio, que permite la formación de una estructura dura y rígida. En el caso de la piel, se necesita la elastina, que formará una red. Y, para los cartílagos, se combina con elastina y cualquier otro tipo de sustancia regulable, que terminará formando un gel capaz de absorber los impactos que producen los movimientos de las articulaciones. Esto se aplica para todas los tejidos del cuerpo y estructuras.

El colágeno también tiene vitamina C y ácido hialurónico, y otorga beneficios al cabello y las uñas, ya que ayuda a que las fibras capilares crezcan más fuertes y a que las uñas se fortalezcan.

Claramente, el colágeno tiene muchos beneficios, y cobra más sentido cuando los años pasan y el cuerpo envejece, ya que la producción del mismo se va reduciendo gradualmente. Estudios revelan que, alrededor de los 40 años, el organismo sólo es capaz de producir la mitad de colágeno en comparación con la etapa de adolescencia. Se trata de una reducción significativa, que provoca pérdida de elasticidad y flexibilidad de la piel, además de dolores en las articulaciones y músculos, osteoporosis, deficiencias circulatorias, deterioro de la vista, etcétera.

 

Tipos de colágeno

Ahora mismo, existen más de 19 tipos de colágeno que funcionan según el tejido en el que actué y las sustancias con las que se combine, tal y como explicamos en el anterior punto. Por tanto, no se puede considerar una proteína única. Veamos cuáles son los tipos de colágeno:

  • Tipo I: si buscas un colágeno con efecto anti-edad, este es el ideal. Es el que se encarga de dotar al organismo de resistencia y flexibilidad. Está presente en el 90% de nuestro organismo, sobre todo en piel, cabello, uñas, órganos, huesos y ligamentos.
  • Tipo II: está presente de forma mayoritaria en cartílagos. Otorga resistencia ante presiones intermitentes. Perfecto para prevenir y tratar enfermedades como la artrosis.
  • Tipo III: se encuentra en huesos, cartílagos, dentina, tendones, músculos, y piel. Actúa como sostén de aquellos órganos que se pueden expandir y contraer y les proporciona resistencia.
  • Tipo IV: está en la piel y su función principal es la de sostener y filtrar.
  • Tipo V: presente en órganos y tejidos ubicados en el interior del cuerpo. Es muy parecido al de Tipo I, ya que otorga resistencia a los tejidos internos.

 

Beneficios de tomar colágeno

El colágeno como complemento nutricional es una maravilla para el organismo, ya que te brinda los siguientes beneficios:

  • Previene y retarda la aparición de líneas de expresión en la piel y arrugas.
  • Fortalece las uñas.
  • Evita la aparición de celulitis.
  • Mejora el aspecto del cabello y lo fortalece.
  • Evita la aparición de estrías.
  • Aumentar la elasticidad de la piel.
  • Ayuda a la cicatrización de las heridas post-quirúrgicas.

 

¿Cómo tomar el colágeno?

Los especialistas recomiendan tomar entre 8 y 10 gramos de colágeno al día como valor máximo. Se puede ingerir junto con cualquiera de tus comidas diarias.

Existen varias nomenclaturas de colágeno. El mejor es el colágeno hidrolizado, ya que posee un alto poder de absorción a nivel intestinal. Lo positivo es que lo puedes adquirir en polvo o cápsulas, con sabor o sin él. Además, se puede diluir en cualquier tipo de líquido natural, zumos y sopas.

También puedes adquirir colágeno con magnesio y colágeno con ácido hialurónico que, según para lo que necesites, tiene una mayor efectividad. Asimismo, es muy importante la ingesta de vitamina C en conjunto con el colágeno, puesto que aumentará la efectividad en el organismo. Lo único que tienes que hacer es diluir el colágeno en zumo de limón, naranja, piña, o cualquier otro alimento que contenga vitamina C.

Aun así, el colágeno hidrolizado se puede tomar con agua, leche, café, e inclusive yogur, sin problema alguno. Con este complemento nutricional tardarás hasta 3 meses en apreciar los resultados, por tanto, debes ser constante todos los días. De hecho, es recomendable tomarlo a la misma hora cada día.

Debes tener en cuenta que el colágeno no lo puedes tomar porque sí, ya que antes debes visitar a un especialista. Se recomienda su uso cuando presentes algunos de estos síntomas:

  • Aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Cuando notes tu piel fina y deshidrata.
  • Debilidad en los ligamentos y articulaciones.
  • Aparición de estrías.

 

Colágeno como suplemento

Estamos en la era de los suplementos alimenticios. Hay muchos que triunfan entre los jóvenes y otros en las personas de tercera edad. El colágeno es un suplemento que te mantendrá joven y fortalecido/a, y que evitará que sufras dolores articulares, entre otras ventajas.

Mucho se ha hablado sobre el colágeno como suplemento. Hay muchas opiniones al respecto. Algunos expertos aseguran que sí es efectivo, mientras que otros indican que no. Al tratarse de una molécula demasiado grande para ser absorbida en el intestino, para que el cuerpo pueda asimilarla, el aparato digestivo debe descomponerla antes de la fase de digestión de los aminoácidos que la forman. Dicho de otra forma, el organismo es el encargado de volver a montar el colágeno, lo que se considera una desventaja.

Sin embargo, la teoría que casi todos los expertos apoyan, es la que sugiere que el colágeno, cuando es hidrolizado, puede ser absorbido en el intestino hasta en un 80%, y sí funciona como suplemento.

El colágeno hidrolizado como suplemento se ha mostrado como un complemento nutricional eficaz para su fin de reestructuración corporal. Además, tiene un efecto terapéutico positivo en pacientes con OA y osteoporosis, protegiendo el cartílago y reduciendo en gran medida el dolor articular.

 

Alimentos con colágeno

El organismo debe reponer el colágeno y existen diferentes alimentos que le ayudan a hacerlo: carnes rojas, las carnes blancas y la gelatina. Sin embargo, una buena alternativa a estos alimentos son los suplementos de colágeno con magnesio.

Los alimentos con más colágeno son de origen animal, debido a que no está presente ni en frutas ni en verduras. Debes prestar mucha atención también a estos productos: callos y casquería variada, caldo de huesos, pescados y carnes, morro de vaca y gelatinas hechas a partir de productos animales.

El colágeno natural es algo que no se debe consumir a diario, ya que un adulto sano es capaz de producir suficiente colágeno por sí mismo. Sí se recomienda su consumo a partir de cierta edad y, siempre y cuando, se tenga alguna deficiencia generada por situaciones complicadas de artritis, fracturas o heridas.

Otros alimentos que te ayudarán a producir colágeno de manera natural son los siguientes:

  • Frutas ricas en vitamina C.
  • Queso y leche de soja.
  • Manzanas, fresas, remolacha y verduras en licopeno.

Si quieres combatir a toda costa el envejecimiento con un buen cuidado de la piel, es necesario que consumas estos alimentos o bien, ingerir suplementos de colágeno hidrolizados en cápsulas, polvo o comprimidos. Esto te ayudará, en gran medida, a reponer todo ese nivel de colágeno que tu cuerpo ha perdido.

Sin embargo, antes de tomar una decisión, es recomendable consultar el caso con un especialista y que sea él quien te indique qué tipo de colágeno tomar, y cómo hacerlo.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 51 Promedio: 4.9)

Deja un comentario